Daponte Ojos, cento de salud visual

turnos online

Acceda a nuestra base de turnos online y programe su próxima visita sin perder tiempo.

Glaucoma

El glaucoma es una enfermedad del ojo que se define como una neuropatía degenerativa de las fibras del nervio óptico.

Esta puede ser agudo o crónico. En el crónico hay una neuropatía óptica progresiva o una enfermedad del nervio óptico. Uno de los principales factores que pueden inducir a un glaucoma es una presión intraocular alta, aunque no hay ningún límite de presión ocular por encima del cual se desarrolle el glaucoma mientras que una persona con una presión relativamente baja puede tener daños en el nervio óptico, otra con presión ocular alta durante años puede no llegar a tener daños en toda su vida. El glaucoma sin tratar conduce a un daño irreversible del nervio óptico, con destrucción del mismo y con la consecuente pérdida asintomática y lentamente progresiva del campo de visión, y puede convertirse en una ceguera parcial o total.

Cualquiera persona a cualquier edad puede padecer de glaucoma. En casi todos los casos la consulta periódica a su médico oftalmólogo suele detectar la aparición temprana de la enfermedad. La importancia del examen ocular completo radica en que las estadísticas muestran a un gran número de la población (entre 40.000 y 80.000 personas) afectadas cada año en la Argentina. Se cree, además, que por lo menos la mitad de los que lo sufren, ignoran su condición hasta que el glaucoma avanza lo suficiente para afectar las acciones cotidianas: conducir un automóvil, cruzar una calle, o hasta para reconocer visualmente a las personas que nos rodean.

Sin embargo, existen grupos de personas que están proclives a desarrollar glaucoma en uno o ambos ojos y, por lo tanto, deben realizar controles más frecuentes: - Mayores de 45 años que no hayan realizado un examen ocular en los últimos años - Personas con familiares directos con glaucoma - Personas que le hayan tomado alguna vez la presión intraocular y le hayan dicho que era alta - Miopes (mayor a 5 dioptrías) - Pacientes medicados con corticoides (en cualquiera de sus formas de administración) - Personas que hayan sufrido un golpe en el ojo - Diabéticos El glaucoma es un tipo de lesión característica de una estructura del ojo llamada nervio óptico. Toda afección que conduzca a esa lesión se denomina glaucoma sin importar si es agudo (de rápido desarrollo y con síntomas evidentes) o crónico (de desarrollo muy lento y totalmente asintomático). Puede tener una causa conocida (como la diabetes) y se denominan secundarios, o lo más frecuente, no tener afección previa que los justifique y constituir los llamados primarios. Por último, existen unos glaucomas fácilmente prevenibles mediante el tratamiento con láser (de ángulo estrecho o cerrado). Por el contrario, los glaucomas de ángulo abierto son los más frecuentes y, como antes señalamos, se previenen sus efectos nocivos con una consulta periódica al médico oftalmólogo.

El glaucoma no tiene cura pero puede ser controlado y de esta forma prevenir futuras pérdidas de visión. La meta fundamental en el tratamiento es la de preservar una capacidad visual útil sin causar perjuicio a la calidad de vida de quien lo sufre. Para ello es imperativo diagnosticar la enfermedad lo antes posible pues las pérdidas visuales, cuando ocurren, son irreversibles. El tratamiento ideal consiste en atacar todos los factores conocidos que causan progresión. Disminuir la presión ocular es la estrategia más utilizada, aunque también se recomienda mantener una buena circulación en el nervio óptico y proteger a las células nerviosas que conducen las sensaciones visuales.

El médico oftalmólogo tiene muchas formas de lograr estos objetivos. Las Gotas Oculares, son habitualmente la primera y la más común forma de tratamiento del glaucoma. En innumerables situaciones, solamente con el uso juicioso y constante de las gotas es suficiente para controlar la enfermedad. Aunque toda medicación ocular puede causar efectos adversos. El especialista de nuestro staff , balanceará los riesgos/beneficios de utilizar dichas gotas. Es importante, también, comentar toda medicación que se esté utilizando (debido a otras enfermedades que el paciente pueda padecer).Existen ciertas interacciones que podrían potenciar tales efectos adversos antes comentados. Existen variadas formas de instilarse una gota en el ojo. Hay quienes suelen colocarse en posición horizontal para luego sí, apretar sutilmente el frasco y sentir que caiga dentro del ojo. La cantidad de droga absorbida depende de muchos factores pero siempre es suficiente cuando una gota toca el ojo aunque sea por unos pocos segundos y el resto se derrama por la mejilla. Un secreto práctico consiste en colocar las gotas en la puerta de la heladera. La menor temperatura del líquido hará más perceptible cuando la gota toque la superficie ocular. Muchas veces es recomendable realizar una leve presión en el ángulo interno del ojo por unos minutos para impedir que la droga penetre al torrente circulatorio.

Tratamiento

Mediante cirugía láser en glaucoma actúa como prevención de las elevaciones bruscas (agudas) de la presión ocular o como coadyuvante de las gotas. Se la utiliza preventivamente en aquellos ojos muy cortos cuyos compartimentos están muy juntos entre sí. Estos glaucomas se los denominan de ángulo estrecho y pueden sufrir ataques agudos de presión ocular. Son precisamente éstos casos los cuales luego de utilizar un antiespasmódico u otra medicación por boca pueden desencadenar un ataque agudo. El láser no baja la PIO pero es sumamente efectivo para prevenir dichos picos. Existen otras veces en las cuales se utiliza el láser para producir una disminución de la PIO. El tratamiento es muy simple y rápido, casi no produce dolor y es totalmente ambulatorio. En contrapartida con estas ventajas, la acción hipotensora no siempre es uniforme variando grandemente entre las personas y el efecto no suele ser permanente así que aún en los casos que son efectivos el control debe continuar de por vida.

patologías más comunes

Seguinos:

Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter Seguinos en Google